Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Falta de apoyos federales para pequeños productores, propiciará muerte del campo: Rosa Icela Rodríguez

Publicado el 21 Octubre 2016
logo-sederec.jpg

*La servidora pública compareció ante comisiones unidas de la ALDF

*En su intervención se dijo dispuesta a unir esfuerzos con legisladores, productores, transformadores, comercializadores y prestadores de servicio en defensa de los recursos que son necesarios para la zona rural de la CDMX.

*Destacó logros y avances en atención a población rural, indígena y migrantes en un año, con un presupuesto que representa el 0.1 por ciento del presupuesto de todo el Gobierno de la capital

La política de restricción de gasto público planteada para la Ciudad de México en el proyecto de presupuesto de egresos federal 2017 es un golpe para los pequeños productores, “es propiciar la muerte del campo”, consideró Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades.

Al comparecer ante las comisiones de Desarrollo rural, Asuntos indígenas, pueblos, barrios originarios y atención a migrantes de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, la servidora pública dijo que de aprobarse esta propuesta, disminuirán en 82 por ciento los recursos destinados a la zona rural de la capital, lo que implicará un retroceso de 30 años en el desarrollo rural en innovación, mecanización y buenas prácticas.

Dijo que este año se aplicó un presupuesto de 47 millones 500 mil pesos en concurrencia con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y por primera vez se implementó en la capital el Proyecto Estratégico de Seguridad Alimentaria (PESA) con un monto de 24 millones de pesos.

Sin embargo, para 2017 ambos permanecen a nivel nacional, pero en el caso de la CDMX no se les asigna ningún recurso. Explicó que mientras en 2016 se destinaron 83.5 millones de pesos para el agro, en el proyecto de presupuesto de egresos federal del próximo año ascenderá a sólo 12 millones 625 mil pesos.

“Nosotros decimos que lo otorgado por la federación es poco, pero muy bueno, aunque que lo que se nos quita es todo. Particularmente se afectan los recursos que van directo a los pequeños productores agrícolas, pecuarios y acuícolas, y a quienes se dedican a la transformación y comercialización de estos productos”.

Señaló que otro rubro afectado en el proyecto de presupuesto federal es el Fondo de Apoyo a Migrantes, que para 2017 tampoco tiene un solo peso asignado.

Recordó que las acciones realizadas por la actual administración permitieron disminuir la pobreza extrema de 2012 a 2014, al pasar de 2.5 a 1.7 por ciento, pero este logro se verá afectado, debido a que un gran número de personas en pobreza extrema habita en delegaciones rurales.

El daño económico que se plantea, dijo, repercutirá en la producción de alimentos y afectará la seguridad alimentaria de la población rural, cuya dieta se sostiene en lo obtenido a través de sus parcelas y traspatios.

Ante este escenario, apeló a la sensibilidad de las y los diputados para impedir esta afectación y manifestó su disposición para unir esfuerzos con ellos, productores, transformadores, comercializadores y prestadores de servicio en defensa de los recursos que son necesarios para el campo de la CDMX.

Destacó que con el recorte presupuestal que se plantea a nivel federal, no sólo se pone en riesgo la zona rural de la capital mexicana, sino que se afecta la viabilidad de la zona urbana y su gobernabilidad.

En ese sentido explicó que la falta de incentivos para el campo hará más difícil la producción, mientras que el decremento de la siembra provocará la desertificación de terrenos fértiles, lo cual derivaría en la venta de lotes y por ende en el crecimiento de la mancha urbana.

Ello sin contar con la afectación sobre el suministro de agua, pues el suelo de conservación provee servicios hidrológicos a la zona urbana, brindando el 70 por ciento del agua que abastece a la capital.

Rodríguez comentó que aunque en 2016 se asignaron a la Sederec 217 millones 151 mil pesos de recursos locales, esto es 5.7 por ciento menos que el ejercido el año anterior, y lo que representa el 0.1 por ciento del presupuesto total del Gobierno de la capital, se llevó a cabo una administración transparente y se priorizaron la atención y entrega de ayudas a productores y habitantes de la zona rural, población indígena, de pueblos originarios y migrantes, huéspedes y sus familias.

Dijo que con recursos locales, para el desarrollo agropecuario se destinaron alrededor de 132.3 millones de pesos, mientras que para pueblos indígenas fueron alrededor de 23.5 millones, y para migrantes 18.6 millones de pesos.

Por ello, comentó: “como lo ha señalado el jefe de Gobierno de la Ciudad, doctor Miguel Ángel Mancera Espinosa, no quitará el dedo del renglón sobre la necesidad de que el campo de la Ciudad de México obtenga los recursos federales indispensables para su desarrollo”.

La servidora pública dijo que los resultados de la política rural de la Ciudad dependerán en gran medida de la asignación final de estos recursos, pero también de lo que apruebe la Asamblea Legislativa del Distrito Federal en el presupuesto local de 2017.

“El compromiso es de todos, legislativo y ejecutivo, y no debemos perder de vista que la viabilidad de la zona urbana de la Ciudad de México depende de la conservación y el desarrollo de su zona rural”.

No obstante este panorama, añadió, en la Sederec “seguiremos trabajando para atender a la población rural, indígena y migrante” y por ello el próximo año se construirán 80 biodigestores, compostario y planta de abono orgánico en unidades productivas de las 7 delegaciones rurales.

Además se impulsará la creación de nuevos huertos urbanos, sobre todo en escuelas de las 16 delegaciones, se invierte ya en una unidad de producción de abonos orgánicos de tres tipos, que beneficiará a productores de Mixquic.

Dijo que se continuará con la campaña Consume Local, que ha permitido la venta directa entre el productor y el consumidor, se mantendrá y acrecentará la vinculación permanente con universidades e institutos tecnológicos para fortalecer la capacitación y asesoría técnica.

Al hacer un recuento de las acciones realizadas a lo largo del año que se informa, la servidora pública destacó que se tuvieron 4 mil 237 encuentros con grupos de productores rurales, comisariados ejidales y comunales, así como representantes de organizaciones campesinas a través de 3 mil recorridos y 964 reuniones.

Dijo que por primera vez, desde la creación de la Sederec, se instaló el Consejo Rural de la CDMX, además se capacitó y ofreció asistencia técnica especializada a propietarios de 2 mil 102 unidades de producción agrícola y pecuaria.

También se trabajó en 58 proyectos de capacitación especializada en producción agrícola, pecuaria, transformación e industrialización con las universidades Autónoma Metropolitana y de Chapingo, el Instituto Tecnológico de Milpa Alta, el INCA-Rural y el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias y se preparó a 678 productores en el desarrollo e incubación de empresas.

Informó que del 16 de septiembre de 2015 al 15 de septiembre de 2016 se destinaron alrededor de 137.7 millones al desarrollo productivo de la zona rural de la Ciudad, 73 por ciento a través de fondos concurrentes con la federación y 27 por ciento con recursos locales.

Con 51.8 millones de pesos de fondos de concurrencia se financiaron mil 37 proyectos relacionados con la compra de motoaspersores, herramienta y material para construcción de invernaderos, corraletas, comedores y bebederos.

En coordinación con la Conagua se opera el programa Hidroagrícola para abastecer de agua tratada para riego a las zonas de producción de Tláhuac, Xochimilco y Milpa Alta. Además el Gobierno capitalino aportó 4 millones para la rehabilitación y modernización de líneas de conducción del ejido y zona chinampera de Mixquic.

Del componente Conservación y Uso Sustentable del Suelo y Agua (COUSSA) se destinaron recursos por 12 millones de pesos para financiar 13 proyectos en Cuajimalpa, Milpa Alta, Tláhuac, Tlalpan y Xochimilco, en coordinación con la Comisión Nacional de las Zonas Áridas (Conaza).

A través del seguro agrícola para contingencias climatológicas, explicó, se brindó asistencia a 40 productores, cuyos cultivos fueron afectados por las lluvias. Además se otorgaron 329 ayudas a quienes tuvieron pérdidas y no fueron incluidos en esta cobertura.

Con recursos locales se apoyaron 389 proyectos para el Fomento de las Actividades Agropecuarias, la agroindustria, comercialización y el empleo rural y se otorgaron un millón 250 mil pesos para la instalación de una subestación eléctrica en la Industrializadora de Nopal Milpa Alta.

Añadió que este año se trabajó con la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en la aplicación del PESA, a través del cual se atenderán mil 200 familias de Milpa Alta, Tláhuac, Tlalpan y Xochimilco con apoyos para la instalación de granjas de traspatio y huertos familiares.

Señaló que en 2015 se apoyaron 214 proyectos del programa de Agricultura Urbana Sustentable a Pequeña Escala en las 16 delegaciones con 11.9 millones de pesos y 354 de mejoramiento de traspatios con alrededor de 4.5 millones de pesos.

Para buscar nuevas oportunidades para la comercialización, en 2016 se inició la campaña ConsumeLocalCDMX, con la participación de 100 productores agrícolas, pecuarios y artesanos y se desarrolló el portal Creo y Produzco para vincular a los productores, artesanos y transformadores con potenciales clientes, dijo.

Además, se incorporó el enfoque de género en todas las acciones y programas de la Secretaría, para impulsar a las mujeres rurales, indígenas y migrantes como emprendedoras y favorecer su autonomía económica.

De esta manera, comentó, en 2015 se invirtieron 3 millones de pesos en el subprograma Mujer Rural, para financiar 43 proyectos agrícolas, pecuarios y de transformación, en los que participaron 177 mujeres.

En 2016, a través del programa Promoción de la Equidad y el Desarrollo de las Mujeres Rurales, se seleccionaron 82 proyectos en beneficio de 300 productoras, mientras que 235 indígenas emprendedoras recibieron 2.9 millones de pesos para proyectos relacionados con la preparación de alimentos, artes, oficios y servicios.

Adicionalmente se destinaron 3 millones 100 mil pesos en favor de 46 grupos de trabajo de mujeres migrantes, huésped y/o sus familias, quienes recibieron recursos hasta por 70 mil pesos para la creación de espacios de venta de comida, elaboración de artesanías y prestación de servicios.

Señaló que a través de la Red de intérpretes-traductores en lenguas indígenas nacionales, se brindaron 234 atenciones en materia de justicia y 70 integrantes de este grupo participaron en el diplomado El nuevo sistema penal acusatorio, impartido por el Instituto de Formación Profesional de la PGJDF.

En materia de medicina tradicional, añadió, se crearon seis nuevas casas en la Ciudad y se rehabilitaron y equiparon siete más, con lo cual actualmente funcionan 31 de ellas en 14 de las 16 delegaciones.

Con el programa de Turismo alternativo y patrimonial de la CDMX se invirtieron 2.5 millones de pesos para el equipamiento y habilitación de infraestructura turística, elaboración de estudios y capacitación especializada, dijo.

Se financiaron 25 proyectos culturales y artísticos promovidos por vecinos de las 16 delegaciones para conservar el patrimonio de pueblos y barrios originarios, con una inversión de un millón 262 mil 640 pesos.

A partir de 2016, señaló la servidora pública, se inició con un proyecto piloto de Intervención social en predios de comunidades indígenas, hasta donde se llevó información, asesorías, atención en salud, educación y trabajo.

También, dijo, se brindaron 11 mil 549 atenciones en materia de regularización migratoria, derecho a la identidad, empleo y gestión social ante situaciones emergentes, se realizaron 845 trámites de Registro Civil, principalmente apostille y traducción de documentos.

Se financiaron proyectos productivos por poco más de 3 millones de pesos para talleres de costura, carpintería, cafeterías y fondas, además se otorgaron 7.7 millones de pesos del Fondo de Apoyo a Migrantes para 362 iniciativas individuales y grupales.

Rodríguez mencionó que con 5.5 millones de pesos se apoyó a 20 organizaciones sociales dedicadas a la atención y promoción de los derechos de las personas migrantes, quienes atendieron a un total de 3 mil 300 personas.

Además se realizó la campaña Migrante, Bienvenido a la CDMX, a través de la cual se atendieron 17 mil personas, mientras que en Línea Migrante se recibieron 7 mil 596 solicitudes de información y asesoría en materia de regularización migratoria, trámites para solicitar visas laborales y ubicación de consulados de México en el extranjero.

--- 000 ---